6.1.18

¡Ay, ay, cómo culpan los mortales a los dioses!,


¡Ay, ay, cómo culpan los mortales a los dioses!, pues de nosotros, dicen, proceden los males. Pero también ellos por su estupidez soportan dolores más allá de lo que les corresponde.

(Homero, Odisea, Canto I)




No hay comentarios:

Publicar un comentario